miércoles, 4 de junio de 2014

EL POETA MENOR ANTE EL NACIMIENTO DE SU HIJO

Sergio Raimondi


   Luego de hallar, tras días de búsqueda, el lápiz
   en la cabina del camioncito de los bomberos,
    y de comprobar la independencia de juicio
    del heredero, que rompe las páginas predilectas
    e intactas deja las indiferentes, el poeta menor
    decide dialogar con su mujer sobre un tema clave:
    la organización espacial y temporal de su labor,
    en la casa, luego del nacimiento del hijo.
    A lo largo de la conversación se tocan varios temas:
    compra de comestibles y artículos de limpieza,
    pago de impuestos, turno para el cuidado,
    diversión, alimentación e higiene del niño,
    ausencia de cuidado, diversión, alimentación
    e higiene de la pareja, necesidad de registrar
    sus primeros pasos, frecuencia de uso del
    -vulgarmente denominado- chupete,
    amables formas de imponer distancia a los abuelos.
    Cuando una mutua mudez evidencia el final,
    el poeta menor comprueba que su inquietud
    ha sido desplazada en vista de otras urgencias.
    Esa noche, como un inspirado romántico
    que aprovecha el silencio de los mortales
    para dejar fluir el carácter alado de sus versos,
    canta durante horas una canción de cuna.

2 comentarios:

  1. lindo.
    lo quiero releer.
    lo voy a releer.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Gabi, por este blog tan lindo que estás haciendo.

    ResponderEliminar