miércoles, 9 de julio de 2014

de, NEUMÁTICOS

Paula Brecciaroli

     *
Para que te mire
te tragás las astillas
de una pared descascarada.
Yo, mientras, prendo un cigarrillo.


     *
El acantilado está cerca,
piedra caliza al filo.

Saltás.
Saltás
sólo para hacerme reir.


     *
Mi corazón
es un ser despreciable.
Tuve que enseñarle
a caminar sobre las brasas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario